Reducir la pobreza produciendo alimentos y combustible.


COMPROMISO MEDIOAMBIENTAL

Un nuevo estudio de la FAO sobre la forma de «Hacer que los sistemas integrados de alimentos y energía (IFES) trabajen a favor de la gente y el clima. Una visión general» menciona algunos países en desarrollo y países desarrollados de África, Asia y América Latina que han logrado integrar la producción de los cultivos alimentarios y energéticos. Los sistemas IFES utilizan los residuos de las explotaciones agrícolas o los restos de árboles frutales para generar bioenergía.

 



Otros subproductos, como los purines, pueden utilizarse —además de como fertilizante— como materia prima para producir biogás. Con esta estrategia, podría reducirse el consumo de combustibles fósiles y fertilizantes químicos y las mujeres ya no tendrían que buscar leña y podrían dedicar su tiempo a su familia y sus hijos o bien a obtener ingresos de otras actividades.

CLIKC IMAGEN: ver documento pdf (en inglés) - Making Integrated Food-Energy Systems Work for People and Climate - An Overview (Hacer que los sistemas integrados de alimentos y energía trabajen a favor de la gente y el clima. Una visión general)


 

Además, el informe dice que «combinar la producción de alimentos y energía reduciría la probabilidad de que el uso del suelo destinado a la producción de alimento se cambie a la producción de energía». En la República del Congo y en Vietnam se han aplicado estrategias similares y Olivier Dubois, experto en energía de la FAO, afirma que «debería ser prioritario promover las ventajas de las prácticas IFES y conseguir un entorno político e institucional más favorable a estos sistemas».






LEÍDO EN: ibercib.es


ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR: